Lazo Blanco Chile en Marcha contra la violencia machista 25 nov 2014 Santiago

Amigxs de Lazo Blanco Chile, encuentran fotos de la acción en la Marcha del 25 de noviembre contra la violencia machista en Santiago aquí https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10153081366839316.1073741826.35476324315&type=1&l=d14e441fc9  

Si quieres replicar esta acción, encuentras los lemas aquí

Todos a marchar este lunes 25 en la movilización nacional. No + violencia machista!

FOTOS DE ACCION DE CAMPAÑA DEL LAZO BLANCO EN LA MARCHA

Amigxs de la Campaña del Lazo Blanco: Comprometiendo Hombres con Poner Fin a la Violencia Hacia las Mujeres

Como es tradicional los que estamos en Santiago nos juntaremos a marchar en la movilización nacional contra la violencia hacia las mujeres este lunes 25 de noviembre (2013)
La cita es a las 20,15 frente al teatro de la U de Chile en Plaza Italia.
Marcharemos con el lienzo de la Campaña del Lazo Blanco.

Este año hemos pensado esta acción para la Campaña del Lazo Blanco: ese día nos tomaremos fotos con lemas alusivos a la no violencia de género y luego los subiremos a twitter, facebook y los sitios (ver foto de Galeano como referencia, de una campaña de Amnistia) haciendo campaña en las redes sociales.
Para ello llevaremos unos carteles y cámara.


Los invitamos a todxs a marchar y participar este lunes a las 20,15

Saludos!

Coordinación Campaña del Lazo Blanco
www.lazoblanco.cl
https://www.facebook.com/LazoBlanco
https://twitter.com/lazoblanco


Lazo Blanco en Radio Quintay

En el contexto del Programa de Salud Mental del Hospital San José de Casablanca, el día 2 de octubre del 2013, se dio a conocer la campaña del Lazo Blancoen Radio Quintay de Casablanca, conducido por Isabel Jara Maldonado en compañía de Claudio Pérez-García Cortés, trabajador social, miembro del Colectivo de Hombres y Masculinidades de Valparaíso y miembro de la Red ENTRELAZANDO.

El programa abordó el origen de la campaña, la presencia nacional e internacional y sus principales objetivos. Fue emitido el miércoles 2 de Octubre.

El problema de la Violencia hacia las mujeres ha sido permanentemente un problema social grave, tomando en cuenta que se trata de una comuna pequeña y con mucha población de sectores rurales, donde los roles tradicionales de hombre y mujer aun se mantienen fuertemente arraigados en la población. Por esto es que la idea de llamar a los hombres a comprometerse con la no violencia hacia la mujer cobra gran importancia.

Nota y foto enviados por Claudio Pérez-García Cortés.


Informe Monográfico 2007-2012. Violencia de Género en Chile.

Calvin, Maria Eugenia; Matamala, Maria Isabel; Eguiguren, Pamela; Gálvez, Thelma; Berlagoscky, Fanny; Díaz, Ximena; Iglesias, Margarita; Güida, Carlos; Hevia, Patricio. Informe Monográfico 2007-2012. Violencia de Género en Chile. Observatorio de Equidad de Género en Salud. Santiago de Chile: OPS/OMS, 2013 (N°4 Documentos OPS/OMS en Chile)


Disponible aquí



Documento: Comprendiendo el ejercicio de violencia de los hombres hacia las mujeres.

Barker, G., Aguayo, F. y Correa, P. (2012) Comprendiendo el ejercicio de violencia de los hombres hacia las mujeres. Algunos resultados de la encuesta IMAGES (The International Men and Gender Equality Survey en Brasil, Chile y México. Rio de Janeiro: Promundo / EME.

Declaración: Cuerpos cautivos. Violadas y Embarazadas. ¡Aborto libre, seguro y legal para Belén!

Belén tiene 11 años y está embarazada. Durante dos años experimentó abusos y violaciones por parte de la pareja de su madre, sin que nadie se diera cuenta o sin que nadie hiciera nada para evitarlo. El caso, recién denunciado y que circula en prensa nacional e internacional, avergüenza a la sociedad chilena y, sobre todo, avergüenza al Estado chileno que se ha negado, porfiadamente, a derogar la legislación punitiva que prohíbe la interrupción legal del embarazo en cualquier circunstancia. Incluso en este, en que una niña violada debe enfrentar un embarazo impuesto por la fuerza, con las consecuencias que ello puede acarrear en su vida y su salud.

La violación sexual cobra especial gravedad cuando afecta a menores de edad -en la vasta mayoría niñas atacadas por varones de su círculo familiar más cercano- por su dificultad para rechazar y denunciar el ataque. En algunos sectores sociales el incesto es considerado como parte de las relaciones “normales” que se establecen entre un padre o padrastro y su progenie, mientras la madre calla y acata. Estas relaciones incestuosas e impunes sepultan para siempre el futuro de estas niñas-madres, dramas que se hunden en el silencio e indiferencia social. Un embarazo indeseado, impuesto por la fuerza, no constituye sino la prolongación de la violencia, y contribuye a un mayor deterioro en la salud mental de la mujer o niña abusada. Ningún discurso moral, ético ni religioso puede justificar tal trasgresión a la integridad corporal y psíquica de la niña abusada.

Mientras en países como Uruguay se avanza a legislaciones progresistas y más humanas que reconocen la autodeterminación de las mujeres frente a un embarazo,  y se rechazan propuestas regresivas que intentan su derogación, Chile sigue siendo uno de los escasos países del mundo que no permiten el aborto en ninguna condición, condenando a las mujeres a maternidades impuestas o a abortar en condiciones de riesgo y clandestinidad.

La interrupción del embarazo por razones terapéuticas existió en el país desde 1931, pero fue derogado en 1989 tras una negociación directa de la alta jerarquía de la Iglesia Católica con la Junta de Gobierno presidida por el dictador Pinochet, poco antes del término de su gobierno de facto. En la vuelta a la democracia, los sucesivos gobiernos se han negado tozudamente a incluir en sus agendas la reposición del aborto terapéutico ni han apoyado propuestas legislativas que buscan despenalizar, en abierta contravención con compromisos asumidos por Chile en la Conferencia de Beijing, que en el párrafo 106, letra k, de su Plataforma de Acción, llama a revisar las leyes punitivas contra mujeres que abortan. Y pese a recibir recomendaciones directas en este sentido del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas y del Comité de la CEDAW. El peso del lobby eclesiástico ha sido determinante para esta situación que subordina y desconoce a las mujeres como sujetas de derecho.

La Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, Punto Focal de la Campaña 28 de Septiembre por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe, como parte activa de los movimientos sociales que luchan por un Chile más justo, exige y confronta a los poderes del Estado para que asuman sin dilaciones su responsabilidad de proteger la vida, salud y derechos de las pequeñas violadas. En primer lugar, cautelar el derecho a la salud que le asiste a todo ser humano, y que en estos  casos está amenazada por la corta edad de las niñas, ya que sus organismos no tienen la madurez para llevar adelante un evento reproductivo como un embarazo y parto. Y, por sobre todo, llama a respetar el derecho humano de toda mujer y niña a la libertad y autonomía reproductiva.

Hay muchas Belén en Chile, cuyos cuerpos siguen siendo cautivos de la violencia machista y de la violencia institucional que les niega el aborto legal por violación.

¡BASTA YA! ¡ESTADOS LAICOS, PERSONAS LIBRES!

¡TODAS SOMOS BELEN! ¡ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO!

Firmas organizaciones
  • Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, AFLD
  • Comité de Servicio Chileno, COSECH
  • Corporación Humanas, Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Género
  • Fundación Instituto de la Mujer
  • Observatorio de Equidad de Género en Salud
  • Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres
  • Colectivo Conspirando
  • Movimiento pro Emancipación de la Mujer Chilena, MEMCH
  • Fundación Margen
  • Educación Popular en Salud, EPES
  • La Ciudad de las Diosas
  • Foro de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos
  • MODEMU, Movimiento por los Derechos de la Mujer
  • Colectivo Agar
  • Centro Social Quidell de la región del Maule
  • Centro de Estudios para el Desarrollo de la Mujer-CEDEM
  • Mesa Intersectorial de prevención VIH,SIDA,ITS y temáticas asociadas de la zona sur oriente
  • Red Entrelazando - MenEngage Chile
  • Campaña del Lazo Blanco Chile
  • EME y Cultura Salud, Chile
  • Observatorio de Sociedad y Género de la V Región, Chile
  • OTD, Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad
Firmas individuales
  • Angela Neira Muñoz, Consultora y Editorial Académicas, Bolivia. Activista feminista, Chile.
  • Mariela Infante Erazo, socióloga Corporación humanas.
  • Carolina Ibacache C. Feminista de Valparaíso
  • Roxana Valdés Vergara, Feminista de Santiago
  • Silvia Morales, feminista
  • Claudia Echeverría, socióloga, feminista
  • Carmen Gloria Bravo,  Encargada de Extensión Instituto de Estudios Avanzados, Universidad de Santiago de Chile
  • Josaphat Jarpa, Facultad Evangélica de Teología de Chile CTE Iván Pérez Alcaíni, Profesor, Santiago, Chile
  • Karina Sánchez Villegas, Trabajadora Social, Santiago, Chile.
Adhesiones internacionales
  • Sergia Galván, Coordinación Campaña 28 de Septiembre por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe
  • Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, RSMLAC
  • Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos (RMMDR).
  • Sandra Mazo, Católicas por el Derecho a Decidir, CDD, Uruguay
  • Alessandra Nilo, GESTOS/LACCASO. Brasil
  • Lucy Garrido, Cotidiano Mujer, Uruguay
  • Télia Negrão, Colectivo Feminino Plural, Porto Alegre, Brasil
  • Ximena Machicao Barbery, Feminista Boliviana
  • Campaña 28 de Septiembre por la Despenalización del Aborto, Bolivia
  • Colectivo  Rebeldía, Santa Cruz, Bolivia,
  • Maria José Araújo, Instituto para a Saude Integral da Mulher e Direitos Sexuias e Reprodutivos-IMAIS Bahia, Brasil)
  • María de Jesús Tenorio, Ana Evelyn Orozco, Comisión Enlace Punto Focal Nicaragua, Campaña 28 de Septiembre por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe
  • Patricia Brañez C., Coordinadora de Proyectos e Incidencia Política, Centro de Información y Desarrollo de la Mujer, CIDEM, Bolivia
  • Tierra Viva, Guatemala
  • Alba Adriana Jiménez Patlán, Coordinadora Nacional Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (DDESER)
  • Ma. Eugenia Romero, Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia, México
  • Nirvana González, Taller Salud, Puerto Rico
  • Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán
  • Demus. Estudio para la defensa de los derechos de la mujer, Perú
  • Coordinadora Juvenil Ecuador

OMS: Informe Global sobre Violencia contra la Mujer

Informe de la OMS destaca que la violencia contra la mujer es “un problema de salud global de proporciones epidémicas”

Nuevas guías de práctica clínica y de políticas lanzadas para orientar la respuesta del sector salud

Comunicado de prensa

20 DE JUNIO DE 2013 | GINEBRA - La violencia física o sexual es un problema de salud pública que afecta a más de un tercio de todas las mujeres a nivel mundial, según un nuevo informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica.

El informe, Estimaciones mundiales y regionales de la violencia contra la mujer: prevalencia y efectos de la violencia conyugal y de la violencia sexual no conyugal en la salud, es el primer estudio sistemático de los datos mundiales sobre la prevalencia de la violencia contra las mujeres, ejercida tanto por la pareja como por otras personas. Cerca del 35% de todas las mujeres experimentarán hechos de violencia ya sea en la pareja o fuera de ella en algún momento de sus vidas. El estudio revela que la violencia de pareja es el tipo más común de violencia contra la mujer, ya que afecta al 30% de las mujeres en todo el mundo.

El estudio destaca la necesidad de que todos los sectores se comprometan en eliminar la tolerancia de la violencia contra las mujeres y en dar mejor apoyo a las mujeres que la experimentan. Las nuevas guías de práctica clínica de la OMS, presentadas junto a este informe, tienen por objetivo ayudar a los países a mejorar la capacidad de su sector de la salud en responder a la violencia contra las mujeres.

Impacto en la salud física y mental


El informe detalla el impacto de la violencia sobre la salud física y mental de mujeres y niñas. Este impacto puede ir desde huesos rotos hasta complicaciones vinculadas a embarazos, problemas mentales y un deterioro en el funcionamiento social.

"Estos hallazgos envían un mensaje poderoso: que la violencia contra las mujeres es un problema de salud mundial de proporciones epidémicas", señaló la doctora Margaret Chan, Directora General de la OMS. "También vemos que los sistemas de salud del mundo pueden y deben hacer más por las mujeres que sufren violencia", afirmó.

Las principales conclusiones del informe en cuanto a los impactos en la salud por la violencia ejercida por la pareja fueron:
  • Muerte y lesiones – El estudio encontró que a nivel mundial, el 38% de todas las mujeres asesinadas fueron asesinadas por sus parejas, y el 42% de las mujeres que han experimentado violencia física o sexual a manos de su pareja resultaron lesionadas.
  • Depresión – La violencia conyugal contribuye de manera importante a los problemas de salud mental de las mujeres, en tanto las mujeres que han sufrido violencia de pareja tienen casi el doble de probabilidades de sufrir depresión en comparación con las que no padecieron ningún tipo de violencia.
  • Problemas del uso alcohol – Mujeres que sufren violencia de pareja son casi dos veces más propensas a tener problemas con el uso del alcohol.
  • Infecciones de transmisión sexual – Mujeres que sufren violencia de pareja física y/o sexual tienen 1,5 veces más probabilidades de contraer sífilis, clamidia o gonorrea. En algunas regiones (incluida el África subsahariana) tienen 1,5 veces más probabilidades de contraer el VIH.
  • Embarazo no deseado y aborto – Tanto la violencia de pareja y la violencia sexual de personas que no son pareja se asocian con el embarazo no deseado. Según este informe, las mujeres que sufren violencia de pareja física y/o sexual tienen el doble de probabilidades de tener un aborto que las mujeres que no sufren este tipo de violencia.
  • Bebés con bajo peso al nacer – Las mujeres que sufren violencia de pareja tienen un 16% más de probabilidades de tener un bebé de bajo peso al nacer.
"Estos nuevos datos demuestran que la violencia contra las mujeres es extremadamente frecuente. Necesitamos invertir de manera urgente en la prevención para hacer frente a las causas subyacentes de este problema mundial de la salud de la mujer", dijo el profesor Charlotte Watts, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Necesidad de una mejor información y una mayor atención a la prevención


El miedo al estigma impide que muchas mujeres denuncien la violencia sexual fuera de la pareja. Otras barreras para la recolección de datos incluyen el hecho de que pocos países recopilan información sobre este tipo de violencia que sobre la violencia ejercida por la pareja. Además, muchas encuestas sobre la violencia sexual fuera de la pareja emplean enfoques de medición menos sofisticados que los utilizados en el monitoreo de violencia de pareja.

"Esta revisión pone de manifiesto la falta de datos sobre la violencia sexual por parte de personas que no son pareja, incluso en zonas de conflicto", indicó el doctor Naeemah Abrahams, del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica. "Necesitamos que más países midan la violencia sexual y utilicen los mejores instrumentos de medición que estén disponibles", agregó.

Pese a estos obstáculos, la revisión encontró que el 7,2% de las mujeres a nivel mundial reportó ser objeto de violencia fuera de la pareja sexual. Como resultado de esta violencia, estas mujeres fueron 2,3 veces más propensas a tener trastornos por el uso del alcohol y tuvieron 2,6 veces más probabilidades de tener depresión o ansiedad, probabilidades algo más altas que las mujeres que sufrieron violencia de pareja.

El informe aboga por incrementar los esfuerzos globales para prevenir todo tipo de violencia contra las mujeres, con un abordaje de los factores sociales y culturales que están detrás de esa violencia.

Recomendaciones para el sector salud


El informe también enfatiza la necesidad urgente de mejorar la atención a las mujeres que han experimentado. Estas mujeres a menudo buscan atención médica, sin revelar necesariamente la causa de sus lesiones o problemas de salud.

"Los resultados del informe muestran que la violencia aumenta la vulnerabilidad de las mujeres a una gama de problemas de salud a corto y largo plazo; ponen de relieve la necesidad de que el sector de la salud tome la violencia contra las mujeres como un problema más serio", sostuvo la doctora Claudia García-Moreno de la OMS. "En muchos casos, esto se debe a que los trabajadores de salud simplemente no saben cómo responder", explicó.

Nuevos lineamientos de la OMS para la práctica clínica y para políticas, publicados hoy, buscan abordar esta falta de conocimiento. Estas guías subrayan la importancia de la formación del personal de salud en todos los niveles para que puedan reconocer cuando las mujeres están en riesgo de violencia en la pareja y para puedan saber cómo brindar una respuesta adecuada.

También señalan que algunos establecimientos de salud, como los servicios de atención prenatal y los lugares de testeo del VIH, pueden proporcionar oportunidades para apoyar a las sobrevivientes de la violencia, si se cumplen ciertos requisitos mínimos:
  • Los proveedores de salud han sido capacitados sobre cómo preguntar acerca de la violencia.
  • Hay procedimientos establecidos.
  • La consulta se lleva a cabo en un lugar privado.
  • Se garantiza la confidencialidad.
  • Hay un sistema de referencia en funcionamiento para asegurar que las mujeres puedan acceder a los servicios necesarios.
  • En caso de abuso sexual, los centros de salud deben estar preparados para dar la respuesta integral que las mujeres necesitan, de manera de hacer frente a las consecuencias de la salud tanto física como mental.
Los autores del informe destacan la importancia de utilizar estas directrices para incorporar las cuestiones de la violencia en los programas médicos y de enfermería, así como durante la capacitación en el lugar de trabajo.

La OMS comenzará a trabajar a finales de junio con los países del sudeste asiático para implementar las nuevas recomendaciones. La Organización colaborará con los ministerios de salud, organizaciones no gubernamentales (ONG) y otras agencias de las Naciones Unidas para difundir las directrices, y apoyar su adaptación y uso.

Notas para los editores


En marzo de 2013, en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en Nueva York, la doctora Chan se unió al Secretario General y a los jefes de otras agencias de la ONU en un llamado a dar tolerancia cero a la violencia contra las mujeres.

Acerca del informe


El informe fue elaborado por la OMS, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica. Es la primera revisión sistemática y síntesis de datos científicos sobre la prevalencia de dos formas de violencia contra la mujer - violencia por parte de su pareja y violencia sexual por parte de quien no es su pareja. Este informe muestra, por primera vez, estimaciones mundiales y regionales sobre la prevalencia de estas dos formas de violencia, generadas a partir de datos de la población de todo el mundo recopilados de manera sistemática. El informe documenta los efectos de la violencia en la salud física, mental, sexual y reproductiva de las mujeres. Se basó en revisiones sistemáticas de datos sobre la asociación entre las diferentes formas de violencia consideradas y los resultados específicos de salud.

Información regional


El informe presenta datos regionales de acuerdo a las regiones de la OMS.
En cuanto a la violencia de pareja, el tipo de violencia contra la mujer sobre el que hay más datos, las regiones más afectadas fueron:
  • Asia Sudoriental – Con 37,7% de prevalencia. Basado en datos agregados de Bangladesh, Timor-Leste (Timor Oriental), India, Myanmar, Sri Lanka, Tailandia.
  • Mediterráneo Oriental – 37% de prevalencia. Basado en datos agregados de Egipto, Irán, Iraq, Jordania, Palestina.
  • África – 36,6% de prevalencia. Basado en datos agregados de Botswana, Camerún, la República Democrática del Congo, Etiopía, Kenya, Lesotho, Liberia, Malawi, Mozambique, Namibia, Ruanda, Sudáfrica, Swazilandia, Uganda, la República Unida de Tanzania, Zambia, Zimbabwe.
Para la combinación entre violencia sexual ejercida por la pareja y por alguien fuera de la pareja o ambas entre todas las mujeres de 15 años o más, las tasas de prevalencia fueron los siguientes:
  • África – 45.6%
  • Américas – 36.1%
  • Asia Sudoriental – 40.2%
  • Europa – 27.2%
  • Mediterráneo Oriental – 36.4% (no había datos disponibles para violencia sexual fuera de la pareja en esta región)
  • Pacífico Occidental – 27.9%
  • Países de altos ingresos – 32.7%

Contactos para los medios informativos:


Fadéla Chaib
OMS
Tel: +41 22 791 3228
Mobile: +41 79 475 5556
Email: chaibf@who.int

Jenny Orton/Katie Steels
London School of Hygiene & Tropical Medicine
Tel: +44 (0)20 7927 2802
Email: press@lshtm.ac.uk

Keletso Ratsela
South African Medical Research Council
Tel: +27 12 339 8500, +27 82 804 8883
Email: Keletso.Ratsela@mrc.ac.za


Columna: Violencia de género: un punto ciego de la justicia en Chile

Columna: Violencia de género: un punto ciego de la justicia en Chile

30 de mayo de 2013 | Por: Revolución Democrática |
fuente: http://www.eldinamo.cl/blog/violencia-de-genero-un-punto-ciego-de-la-justicia-en-chile/
/ consultasexual.com.mx
consultasexual.com.mx

Llegar al acto de “denunciar” le toma a una mujer en promedio siete años. Es decir, la estrategia para eliminar la violencia termina, al fin, siendo incapaz de modificar una práctica histórica que invisibiliza a las mujeres: la práctica del silencio.

Se estima que alrededor de 66 mil mujeres mueren anualmente en el mundo a raíz de femicidios, es decir, mujeres que son asesinadas por razones de género. La violencia contra las mujeres tiene un carácter histórico, universal y sistemático, pero, aun siendo considerada por organismos internacionales como pandemiaes todavía una de las más invisibilizadas.
Latinoamérica es la región que registra más muertes, seguida de África. Chile no es la excepción: durante este año ya se registran 15 femicidios.

Siendo éste un problema que no da muestras de poder ser erradicado, el Estado ha debido  tomar ciertas medidas. En el año 2010 se promulgó la ley de femicidio, categoría que reconoce el asesinato de una mujer como resultado extremo de la violencia de género, ya sea en el espacio público como en el privado. Sin embargo, esta ley ha tenido una peculiar aplicación que refleja concretamente los problemas estructurales en cuanto al acceso de las mujeres a la justicia chilena.

Podemos referirnos particularmente al caso de Karina Sepúlveda, víctima de graves abusos durante 17 años por parte de su marido, a quien dio muerte, siendo por lo tanto recluida durante un año por el Estado. A raíz de la ley ya existente, Karina fue absuelta en marzo por encontrarse en “estado de necesidad exculpante”; sin embargo, el fallo fue anulado y, por tanto, debió enfrentar nuevamente un juicio durante las últimas semanas.

Este hecho revela varios aspectos simbólicos sobre cómo actúa un sistema que atropella sistemáticamente los derechos de las mujeres. Lo paradójico es que se ha creado una ley para acoger a aquellas mujeres víctimas de violencia, pero debido a la falta de una visión integral de la justicia, quienes operan en el sistema pueden desestimar un fallo, negando, por ejemplo, la violencia extrema que sufrió Karina durante 17 años. ¿No es esto también una nueva forma de violencia?

Este caso finalmente corrobora la necesidad de contar con operadores de la justicia competentes en materia de los derechos humanos de las mujeres. Una estructura social que avala y permite constantemente tanta violencia en distintos niveles, ya sea políticos, sociales, económicos y culturales, entre otros, sólo puede producir un sistema de justicia  que refleje tales síntomas; uno nutrido por una ideología conservadora y machista que deja a las mujeres en una categoría menor. El mensaje es paradójico: el discurso señala que la violencia ya no es tolerable (“violencia cero” escuchamos en algún momento); pero los hechos, en casos como el de Karina, dan cuenta de vacíos y de la ausencia de políticas de Estado eficaces.

Uno de los grandes errores que ha cometido el Estado chileno radica en cómo ha abordado la violencia contra las mujeres. Mientras se centre únicamente en la violencia intrafamiliar, el problema no se acabará. Su diagnóstico, al adoptar este eje, oscurece factores centrales del fenómeno, ya que considera la violencia como un fenómeno de la esfera privada; espacio que, por definición, es más difícil de intervenir.

Por esto, las políticas públicas necesitan un vuelco paradigmático y urgente; es necesario mirar desde otra óptica, para redescubrir que la violencia contra las mujeres es un sistema circular que se inmiscuye hábilmente tanto en el ámbito público como en el privado. Mientras esto no ocurra, una política centrada en la denuncia y una dudosa sanción no será para nada eficiente, ni menos llevará a terminar con esta situación.

Lo que necesitamos es que, de una vez por todas,el Estado de Chile reconozca la violencia generalizada que viven las mujeres y elabore una ley de violencia de género, abarcando entonces toda expresión de ésta, para, desde este marco, y partiendo de un diagnóstico más acertado, construir políticas que consigan los impactos esperados.

Para lo anterior es imprescindible revisar la experiencia comparada en América Latina, ver cómo han avanzado otros países en relación a la violencia y qué tipos de políticas y normativas son las que han dado mejores resultados. También hay que tener presentes los instrumentos internacionales, como la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra la mujer (“Convención Belem  do Pará”), ratificada por el Estado de Chile, y que establece que la violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales, y limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades.

Cuando vemos el caso de Karina Sepúlveda, debemos preguntarnos ¿qué estamos perpetuando? ¿Por qué la justicia está, a fin de cuentas omitiendo los serios daños que vivió y las secuelas que ello implica?  Lo que mantenemos es la negativa por parte de una estructura social a darle reconocimiento a un relato. La violencia, y el dolor que ésta provoca, deben seguir albergándose en el terreno de lo indecible.

Escuchamos regularmente es que las mujeres piensan que no se consigue mucho al denunciar, porque las medidas posteriores no son eficaces. Además, llegar al acto de “denunciar” le toma a una mujer en promedio siete años. Es decir, la estrategia para eliminar la violencia termina, al fin, siendo incapaz de modificar una práctica histórica que invisibiliza a las mujeres: la práctica del silencio. 

fuente: http://www.eldinamo.cl/blog/violencia-de-genero-un-punto-ciego-de-la-justicia-en-chile/

Entrevista a Nadine Gasman

“Debemos trabajar con los varones si queremos eliminar la violencia”

Nadine Gasman, responsable regional (América Latina y el Caribe) de la Campaña Únete para Poner fin a la Violencia contra las Mujeres, del secretario general de las Naciones Unidas.

Entrevista disponible aquí

Antonio Banderas | "¡Dí NO a la violencia contra las mujeres!"

Antonio Banderas | "¡Dí NO a la violencia contra las mujeres!" (video, subtítulos español)
Antonio Banderas es embajador de buena voluntad del PNUD
http://www.youtube.com/watch?v=aAcF0Zsll-I&

Candidato Marco Enriquez Ominami se suma a la Campaña del Lazo Blanco Chile

Marco Enriquez Ominami es el primer candidato presidencial que se suma a la Campaña del Lazo Blanco Chile: Comprometiendo Hombres con Poner fin a la Violencia Hacia las Mujeres.
Video: http://www.youtube.com/watch?v=qUP7nVnKneE

Invitamos a todxs lxs candidatxs presidenciales a sumarse a la Campaña del Lazo Blanco Chile y al compromiso de involucrar a los hombres en poner fin a la violencia de género hacia las mujeres y al femicidio.

Comunicado de Marco Enriquez Ominami sumándose a la Campaña del Lazo Blanco Chile:

Comunicado de prensa – Marco Enríquez-Ominami
Marco Enríquez-Ominami firmó inédito compromiso contra la violencia hacia las mujeres



Beijing, 7 de marzo de 2013. Desde China, donde se encuentra sosteniendo reuniones con ministros y otras altas autoridades de ese país, el candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami se comprometió oficialmente hoy con la campaña del Lazo Blanco: “Comprometiendo Hombres con poner fin a la violencia hacia las mujeres”, iniciativa global que se realiza en más de 50 países, que es coordinada en Chile por la Red Entrelazando y que tiene el objetivo de involucrar y motivar a los hombres para poner fin a la violencia hacia las mujeres.

“Quisiera invitar a todos los hombres de mi país a unirse a esta campaña. La violencia contra las mujeres es un flagelo terrible, una epidemia que nos empobrece como sociedad y que está en nuestras manos frenar. Si cada hombre de Chile se compromete a respetar los derechos de las mujeres, erradicaríamos la violencia y podríamos tener un Chile libre de su espantosa consecuencia, como es el femicidio”, señaló el candidato.

“Es primordial incorporar el respeto pleno en nuestras conductas, especialmente hacia las mujeres, hacia las niñas y niños y hacia nosotros mismos. Porque la violencia nos empequeñece. Pero todos juntos la podemos derrotar”, declaró el presidenciable, quien acompañó el lanzamiento con la grabación de un video.

La grabación se realizó el viernes pasado en el puente Condell, estuvo a cargo del destacado director Milton Mante y contó con la participación de 20 hombres independientes y progresistas que vistieron sus muñecas con el Lazo Blanco en señal de compromiso con el fin a la violencia y el respeto hacia las mujeres. Enríquez-Ominami se comprometió a llevar el Lazo Blanco en su muñeca derecha durante todo el tiempo que dure la campaña presidencial.

Alejandra Bottinelli, asesora programática en temas de género de la campaña de Marco Enríquez-Ominami, también se refirió al tema: “Estamos convencidos de que llegó el momento de dar un salto cualitativo en la respuesta a la violencia. Debemos avanzar hacia una política que comprometa al conjunto del Estado, al conjunto de los ministerios y organismos públicos y políticas públicas (en Educación, en Salud, en el Sistema Judicial, en los medios de comunicación), que involucre el saber de las propias mujeres y de las organizaciones de la sociedad y de los movimientos sociales en una política pública que debe ser coordinada, multidimensional y participativa en todos los niveles”.

Bottinelli agregó: “En esto, el lugar de los hombres es clave. Queremos y debemos impulsar un compromiso nacional con la promoción de masculinidades incluyentes, igualitarias y respetuosas de la diversidad, pues sólo un cambio cultural profundo podrá ayudarnos a dar el salto hacia una sociedad igualitaria”.

Por su parte, la Presidenta del Partido Progresista, Patricia Morales, actualmente la única mujer a cargo de un partido político, señaló: “La preocupación por el tema de género es una convicción en el partido que dirijo. Creemos en la paridad. El PRO es el único partido que tiene en sus estatutos un sistema de cuotas progresivas, para que en cada elección el número de mujeres en cargos directivos aumente hasta llegar a una paridad de géneros”.

El Partido Progresista, encabezado por Morales, se sumará a la marcha de mañana con motivo del Día Internacional de la Mujer. Por la mañana, además, presentará una serie de inéditas propuestas sobre el tema en el mural de Gabriela Mistral en el Cerro Santa Lucía.

La campaña del Lazo Blanco nació en Canadá en 1990 después de una matanza de 14 mujeres en una escuela de Ingeniería en Montreal. Desde ese momento, el uso de un lazo de color blanco simboliza la oposición de los hombres a la violencia contra las mujeres. En Chile, la campaña es coordinada por la Red Entrelazando (MenEngage Chile) en alianza con White Ribbon Campaign (WRC) de Canadá.

Según la Encuesta Nacional de Victimización por Violencia Intrafamiliar y Delitos Sexuales realizada en 2008 por el Ministerio del Interior, en Chile un 37,2% de las mujeres alguna vez ha sufrido violencia sicológica por parte de su pareja; un 24,6% violencia física menos grave, un 15% violencia física severa y un 15,6% ha sufrido violencia sexual. Con respecto al abuso sexual, un 12,8% ha sido víctima de éste. Para el caso de los delitos de femicidio, durante 2012 se contabilizaron 34 femicidios, lo que arroja una tasa de casi 3 muertes cada mes.



Video: http://www.youtube.com/watch?v=qUP7nVnKneE


Marcos Ortiz F.
Prensa Movimiento Progresista
9829 7782
marcosortizfinch@gmail.com

-----

Campaña del Lazo Blanco Chile y Red Entrelazando (MenEngage Chile) 
www.lazoblanco.cl 
www.redentrelazando.cl 
http://www.facebook.com/LazoBlanco 
https://twitter.com/lazoblanco 



Firma llamado a la acción a los hombres para poner fin a la violencia hacia las mujeres

La Campaña del Lazo Blanco Chile y la Red Entrelazando (MenEngage Chile) hacen este llamado a la acción a los hombres para poner fin a la violencia hacia las mujeres.

Te invitamos a sumarte firmando en la plataforma quintopoder (se ve el texto resumido): http://www.elquintopoder.cl/acciones/los-hombres-ante-la-violencia-machista-hacia-las-mujeres/

Texto completo del llamado a la acción lo encuentras aquí

Les agradecemos si pueden difundir este llamado a la acción ampliamente, recogeremos firmas de apoyo hasta el 10 de diciembre 2012.

Los invitamos también el dia 22 de noviembre a marchar junto a la Campaña del Lazo Blanco en la movilización nacional contra la violencia hacia las mujeres. En Santiago de Chile nos encontraremos en Plaza Italia a las 19,45 hrs. Repartiremos postales, lazos y afiches de la Campaña a lxs asistentes a la marcha.

Saludos!

Campaña del Lazo Blanco Chile y Red Entrelazando (MenEngage Chile)
www.lazoblanco.cl
www.redentrelazando.cl
http://www.facebook.com/LazoBlanco
https://twitter.com/lazoblanco